EN DEFENSA DEL OLIVAR

En nuestra tierra andaluza, el olivar forma parte de la vida, la cultura y el paisaje. Ahí ha estado siempre, bien plantado sobre el vientre de la tierra, arraigado en ella, en solitario o en grata compañía con la vid y los almendros que fueron poblando las lomas y barrancos de nuestra amplia geografía. Y…

SÍ, SE PUEDE

En este mundo sin a penas proyectos e ideales capaces de ilusionar a nadie de verdad… En esta sociedad consumista y acomodada que nos invita a vivir instalados en la zona VIP de nuestro falso confort… En esta feria de vanidades, donde se nos intenta vender una felicidad tan pasajera y tan barata… En este…

MEMORIAS DEL PESCADOR

Si a través del túnel del tiempo, nos acercamos a Cafarnaun, la pequeña aldea junto al mar de Tiberiades, y preguntamos por Pedro, el viejo pescador, seguro que le encontraremos, sentado a la puerta de su casa ordenando sus recuerdos… Y al preguntarle qué fue de su vida a partir del encuentro que tuvo en…

¿RESIGNADOS, O EMPRENDEDORES?

El panorama laboral y las perspectivas de futuro de nuestros jóvenes son desoladoras. Los jóvenes son carne de cañón de un mercado laboral cada vez más precario y des-regulado con contratos basura, salarios vergonzosos, cotizaciones mínimas y horarios ilegales… Por lo cual, abrirse camino en la vida está siendo una ardua tarea para toda una…

EL AGUA, NUESTRA RAZÓN DE SER

Nos llama la atención que Jesús de Nazaret, una vez que se hizo mayor y llegó a ser un hombre recio y firme, la primera decisión que tomó fue irse al río Jordán para tirarse al agua. Y es que el agua es la principal fuente de la vida. Sin agua, sólo hay en nuestro…

La fragilidad de un niño recién nacido

Con frecuencia me pregunto qué importantes debemos de ser para Dios, cuando ha querido acercarse tanto a nosotros, hasta el extremo de hacer suya nuestra carne, nuestra historia y nuestro destino. Dios se ha acercado a nosotros de la manera más sorprendente que podría nadie imaginar: en la pequeñez, la debilidad y la fragilidad de…

VIVIR EN LA CALLE

El hecho de que existan personas viviendo a la intemperie en las calles de nuestros barrios y ciudades, significa que hemos fracasado estrepitosamente como sociedad. Vivir en la calle es indigno… y hace indigna a una sociedad, como la nuestra, que dispone de recursos suficientes para evitar este drama. Este poema me salió del alma…