Queremos trabajar para que nuestra Parroquia sea:

Una CASA ABIERTA en medio del Barrio

Un lugar de encuentro, donde podamos estrechar lazos de verdadera amistad y cultivar la experiencia de Dios y de la fe comunitaria.

Una ESCUELA de vida y evangelio – Casa de Formación

Donde se nos ofrezca la oportunidad de ejercitar los aprendizajes vitales de ser, sentir y cultivar el sentido profundo de nuestra existencia, y también, fomentar la esperanza y la alegría de vivir.

Un CENTRO DE SALUD de guardia permanente.

Para intentar aliviar el dolor propio y el ajeno. Queremos aprender a ser buenos samaritanos y a sanar las heridas y los desgarros del alma, ayudando a nuestros hermanos caídos a levantarse.

Un PARQUE y una PLAZA abierta de relaciones.

Un espacio abierto de diálogo y de intercambio de experiencias donde todos los interlocutores sean aceptados, respetados y valorados